¿Cómo contribuye un administrador de fincas en la gestión de las comunidades? Lo explica A3FINC

0

/COMUNICAE/

Los administradores de fincas son cada vez más importantes en la sociedad actual

La profesión de administrador de fincas está en constante evolución, ya que la normativa cambia y surgen situaciones especiales que hay que tratar de forma especial. En general, esta profesión es responsable de la aplicación efectiva de las cuestiones reglamentarias y financieras que las comunidades de propietarios consideran importantes para su apoyo.

Un administrador de fincas tiene una importancia especial en sus actividades. Sin embargo, los requisitos deben establecerse de común acuerdo entre los propietarios, tanto urbanos como rurales. Esto también puede llevarse a cabo por decisión de la junta general de propietarios.

Hay que tener en cuenta que encargarse de una comunidad implica trabajo y responsabilidad. Por lo tanto, subcontratar estas funciones a un administrador de fincas es la mejor opción para llevar la contabilidad al día, mantener las zonas comunes adecuadamente y garantizar el cumplimiento de todas las normativas vigentes.

Los administradores de fincas Madrid ofrecen los mejores servicios, para que los propietarios y el presidente no se tengan que preocupar más por los problemas asociados a la comunidad.

¿Qué puede ofrecer un administrador de fincas a una comunidad de propietarios?
Hoy en día, la mayoría de los inmuebles están formados por diferentes pisos en un mismo bloque y cuentan con los servicios de un administrador de fincas designado por la propia comunidad. Y esto se debe a las amplias ventajas y capacidades que aportan para solucionar eficazmente cualquier problema que pueda surgir en la comunidad:

– Según la Ley de Propiedad Horizontal: Un administrador de fincas puede informar y asesorar a los vecinos sobre todas las cuestiones. En la práctica, sin embargo, el administrador de fincas desempeña un papel más amplio como asesor y gestor, además de contable, secretario y mediador.

– Resolver cualquier problema de documentación y tramitar los procedimientos administrativos comunitarios, como, por ejemplo: preparar las juntas, las actas de las reuniones, facturación, reclamaciones de impagos, mantener los registros al día, etc.

– Gestionar las reparaciones o daños necesarios en la propiedad y llamar al proveedor adecuado para tratar cada problema.

– Gestionar, operar y proteger el patrimonio: Gran parte del trabajo de un administrador de fincas consiste en gestionar eficazmente los fondos de la comunidad.

– Cumplimiento de la normativa vigente: Los administradores de fincas deben seguir todos los trámites necesarios para cumplir con la normativa vigente para aplicar las medidas que se deban tomar en cada comunidad.

– Asesoramiento jurídico: Los administradores de fincas, tienen la formación jurídica necesaria para asesorar a los propietarios y vecinos en todas las posibles cuestiones legales que puedan surgir.

– Mediación vecinal: Al ser una figura externa, pueden actuar como mediadores internos entre los propietarios de diferentes posiciones para encontrar la solución adecuada.

– Objetividad: Un administrador de fincas siempre da una opinión objetiva desde un punto de vista profesional.

– En general, al contratar a una empresa especializada en administración de fincas, con amplia experiencia en la gestión de comunidades, seguramente esta tendrá acceso a una red de proveedores de confianza. De este modo, cualquier defecto o daño en el edificio puede ser reparado lo antes posible y con todas las garantías.

– Reducción de costes: Los administradores de fincas pueden disponer de soluciones más rentables y reducir los costes negociando las tarifas con los proveedores y encontrando mejores alternativas.

¿Qué hace un administrador de fincas en una comunidad?
– Garantizar que los edificios sean seguros y estén bien mantenidos, y alertar a los propietarios de posibles inconvenientes.

– Preparar las reuniones de propietarios, redactar las actas de cada reunión y encargarse de los asuntos más destacados.

– Elaborar presupuestos y gestionar los recursos necesarios en caso de problemas o averías.

– Mantener un contacto directo y regular con el presidente de la comunidad.

– Contratar a proveedores y servicios de reparación para la comunidad y gestionar los pagos a los mismos.

– Actuar como secretario del consejo de administración y velar por la correcta conservación de todos los documentos relativos a la comunidad.

Razones para contratar a un administrador de fincas
La imagen de un administrador de fincas juega un papel muy importante en cualquier comunidad.

Las comunidades con un gran número de propietarios necesitan a una persona externa que se ocupe de los problemas que puedan surgir dentro de un edificio comunitario.

Para elegir una buena empresa especializada en la administración de fincas, hay que tener en cuenta que deben reunir varios aspectos importantes:

– Seriedad.

– Transparencia.

– Honestidad

– Ofrecer tranquilidad.

–  Ser eficientes.

– Compromiso.

A3FINC, es una empresa especializada en la administración de fincas, formada por un equipo que se esfuerza por garantizar que no se pase por alto ningún detalle y que los problemas se resuelvan lo antes posible.

Hay que tener en cuenta que un buen administrador de fincas debe ser un profesional capacitado para hacer el mejor trabajo y saber qué áreas necesitan atención para satisfacer las necesidades de cada propietario.

Fuente Comunicae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here