El impacto del data y la IA en el Mundial da un giro a las estrategias deportivas dentro y fuera del terreno de juego

0

/COMUNICAE/

En el Mundial de Qatar estas tecnologías se están utilizando para analizar las listas de los seleccionadores, hacer previsiones y valorar el rendimiento de los jugadores durante el campeonato. Expertos de The Valley afirman que el uso del big data y la inteligencia artificial ha dado un giro a la competición gracias a que permite contabilizar cualquier acción del juego y tiene una influencia directa en diferentes aspectos del juego

En un sector como el del deporte que tradicionalmente se ha movido más por aspectos subjetivos e incluso emocionales, la aplicación de tecnologías como el Big Data y la Inteligencia Artificial ha supuesto un giro radical al dotarlo de herramientas que permiten hacer un análisis objetivo que afecta a todos los agentes involucrados, ya que son capaces de medir el rendimiento objetivo de jugadores y equipos y a la vez, trazar modelos y previsiones que ayudan a la preparación física y al crecimiento de los deportistas, convirtiéndose, en poco tiempo, en un factor fundamental para analizar e implementar actividades y estrategias deportivas, tanto dentro como fuera del terreno de juego.

Como consecuencia, el Mundial que se está celebrando en Qatar supone un antes y un después en la historia de las copas del mundo, ya que el uso de estas herramientas está siendo clave a la hora de hacer predicciones gracias al machine learning, contar con valores objetivos para elegir a los jugadores que representan a cada país a partir del análisis de datos recogidos de forma masiva o aportar conocimiento al espectador de manera inmediata, objetiva y atractiva a través del uso de la inteligencia artificial.

Pedro Aragón, Product Manager en el Máster en Data Science & Big Data Analytics de The Valley  afirma que «el data, la inteligencia artificial y el machine learning están llamadas a ser herramientas que cambiarán la manera de valorar deportistas y equipos y que son capaces de mejorar el nivel competitivo a nivel global dentro de cualquier disciplina. Esto significará un importante giro en el mundo del deporte y en el negocio que gira a su alrededor, aunque siempre habrá factores impredecibles que continuarán dando emoción a las competiciones».

El uso de la inteligencia artificial y el big data han supuesto un cambio significativo en muchos aspectos clave en el ámbito deportivo, preparación de los jugadores, el desarrollo de las competiciones, o incluso, el modelo de negocio.

Competiciones más justas gracias al uso de IA en la Sala VAR: La inteligencia artificial también se está utilizando para mejorar la toma de decisiones en todos los ámbitos, es por eso por lo que la competición también se está viendo beneficiada gracias a un sistema de IA que se ha implementado en la sala VAR para determinar milimétricamente si ha existido fuera de juego en una jugada. Este consiste en un algoritmo que recibe datos de 12 cámaras diferentes que captan los movimientos de cada jugador, permitiendo determinar si hay posición adelantada o no en menos de un segundo.
Reparto de cargas y preparación física personalizada: Otro aspecto para el que el impacto del Big Data será fundamental en un torneo de corta duración como lo es la Copa del Mundo es la optimización de la preparación física de los deportistas, ya que permite a preparadores físicos y técnicos implementar métodos de registro de datos que ofrecen la posibilidad de planear entrenamientos específicos con cargas concretas de trabajo para cada deportista, según los minutos jugados. Además, durante el Mundial se podrá rastrear cada situación que ocurre en el césped gracias a cámaras de seguimiento óptico que serán esenciales para poder mejorar el rendimiento de las selecciones y lograr una ventaja sobre los rivales.
Negociaciones basadas en datos y rendimiento. Por otro lado, los propios deportistas también están empezando a usar las tecnologías para mejorar sus rendimientos y sus contratos. Precisamente uno de los futbolistas llamados a liderar a su selección en el Mundial de Catar utilizó el Big Data para negociar su renovación de contrato con su club. El jugador belga Kevin de Bruyne marcó un antes y un después en el uso del data en el deporte al contratar a un equipo de análisis de datos para calcular el valor que aporta al equipo y negociar así una importante subida salarial. Y no solo eso, sino que hizo que se analizara el potencial del equipo según los datos recogidos, el valor y la edad de cada uno de los integrantes como garantía de éxito en cada una de las competiciones en las que participan.
Retransmisiones atractivas y con valor añadido: Las tecnologías aplicadas para ver con detalle las posiciones de fuera de juego también se emplean para dar una información más completa a los telespectadores que están siguiendo un partido, y no solo eso, sino que cada vez son más los elementos que se incluyen durante las retransmisiones. Durante los partidos, la inteligencia artificial se utiliza para predecir, casi en tiempo real, las probabilidades que tiene un jugador, por ejemplo, de marcar gol desde una distancia determinada, gracias al análisis de datos recogidos en situaciones similares. Aspectos como este, que hace unos años eran impensables, dotan a las retransmisiones de un mayor atractivo y aportan un mayor conocimiento a los aficionados

Fuente Comunicae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here