Personalización en reproducción asistida: la esperanza para los casos más complejos de infertilidad

0

/COMUNICAE/

Los especialistas de reproducción asistida deben enfrentarse a perfiles de pacientes cada vez más complejos, siendo la baja respuesta ovárica el mayor reto. La clínica de fertilidad Equipo Juana Crespo presenta resultados esperanzadores para este tipo de paciente, basando su modelo de medicina en la alta complejidad y personalización

Según la OMS 1 de cada 6 personas de la población mundial (el 17,5%) sufrirá infertilidad en algún momento de su vida. Son los datos que publicaba hace unas semanas la Organización Mundial de la Salud en un informe donde catalogaba la esterilidad como la nueva pandemia.

Ante esta realidad, las clínicas de reproducción asistida jugarán un papel crucial para que muchas parejas consigan el embarazo. A este reto, cabe añadir que los casos a los que deben enfrentarse estos centros son cada vez más complicados. El perfil de los pacientes que busca ayuda para concebir ha ido evolucionando, incrementándose paulatinamente la edad media de los mismos. Esto, sumado a otros factores, supone un aumento de la dificultad que encuentran los especialistas del sector.

La Dra. Juana Crespo, directora médica de Equipo Juana Crespo afirma que «la salud reproductiva de la población nos está llevando a una situación límite, cada vez nos encontramos con casos más complejos que requieren de actuaciones extraordinarias. Ya no basta con abordar tratamientos y protocolos estándar, la personalización es clave para lograr la gestación de un bebé sano», explica la doctora.

La baja respuesta ovárica, el principal reto para los especialistas
Uno de los perfiles más complicados a los que se enfrentan hoy en día las clínicas son mujeres con baja respuesta ovárica, pacientes con muy mal pronóstico reproductivo. El termino de baja respuesta ovárica se emplea cuando el número de ovocitos recuperados en la punción ovárica es muy bajo o nulo. Uno de los factores que más influye para tener una baja respuesta ovárica es la edad de la mujer, sin embargo, no es el único. Con el objetivo de discutir y elaborar soluciones prácticas sobre el diagnóstico y manejo de estas pacientes de bajo pronóstico reproductivo en reproducción asistida se creó en 2016 el grupo POSEIDON (Patient Oriented Strategies Encompassing IndividualizeD Oocyte Number).

El panel de expertos decidió dividir a las pacientes en 4 grupos atendiendo no solo a criterios cuantitativos como la reserva ovárica sino también cualitativos como la edad, los niveles de HAM o la cantidad de ovocitos recuperados en ciclos anteriores. 

Grupo 4 POSEIDON: los embarazos más difíciles
Atendiendo a la clasificación de POSEIDON, las pacientes del Grupo 4 son catalogadas como las más difíciles a la hora de conseguir un embarazo evolutivo. Se caracterizan por ser mujeres mayoritariamente cercanas a los 40 años, con valores de hormona antimülleriana por debajo de parámetros normales (1-1.2) y en las que además, se sospecha una mala calidad ovular, ya que presentan fallos y abortos en tratamientos de reproducción asistida previos.

A este grupo pertenecen el 35% de las pacientes de Equipo Juana Crespo, solo en 2022 la clínica de fertilidad de alta complejidad realizó casi 500 punciones ovocitarias a pacientes mayores de 35 años, con cuatro o menos folículos en el momento de recuento de folículos antrales. A pesar de la dificultad, los resultados fueron esperanzadores, especialmente si se comparan con las publicaciones oficiales que reporta la ESHRE para el grupo 4 POSEIDON. La tasa de gestación clínica reportada por Equipo Juana Crespo fue de 59,35%, mientras que el dato de la ESHRE del 16,7%. Por otra parte, la tasa de aborto clínico en este grupo fue de 9,78% en Equipo Juana Crespo, mientras que los datos de la ESHRE del 40%.

La personalización, clave del éxito
La Dra. Crespo explica que la diferenciación y la clave de los buenos resultados pasa por aplicar un modelo de medicina de alta complejidad, entendiendo este tipo de medicina como «aquella que logra gestaciones en pacientes con muy mal pronóstico reproductivo».

Además, la doctora añade que «para nosotros, la reproducción asistida de alta complejidad consiste en la personalización extrema de todos los pasos del proceso: desde el diagnóstico, al tratamiento, protocolos y  técnicas que ofrecemos». Apuntan también que cada paciente tiene una estrategia de tratamiento absolutamente personalizada. Solo tras un correcto diagnóstico y ver dónde radica el problema se puede hablar de la estrategia de tratamiento a seguir en cada caso particular. 

Sobre Equipo Juana Crespo
Equipo Juana Crespo, nace en el año 2014 de la mano de la doctora Juana Crespo y hoy cuenta con más de 16.000 pacientes tratados con éxito, en un espacio de más de 3.000 metros cuadrados, con ubicación en Valencia; área especializada en medicina reproductiva de alta complejidad. La clínica cuenta con Laboratorio de FIV propio y Unidad de Cirugía Reproductiva dotados de los equipos de última generación y la tecnología más avanzada del sector. Todo ello, junto al mejor equipo humano formado por 100 profesionales, forman el equipo completo personalizando cada caso, luchando cada día para hacer realidad el sueño de todas las mujeres y parejas que desean ser padres.

Fuente Comunicae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here